Galletas de Avena y Limón

Hola a todos! Qué tal?

Hoy leyendo un libro de Isasaweis que a lo mejor algunos de ustedes conocéis (se llama “Tómate un café conmigo“) vi una receta de galletas que la verdad me gustó mucho. Soy una amante absoluta de las galletas pero claro, no puedo dejar ir volar mis antojos galleteros a diario porque si no la cosa se me iría de las manos. Por eso no las compro,  para no tener que estar poniéndome a prueba con unas galletas en la despensa que tarde o temprano atracaré.

Pues bien, después de bastante tiempo sin comer galletas, hoy llegó una amiga a casa a verme con una maxi galleta de chocolate con nueces de estas que hacen en las panaderías que ♥♥♥ (me la comí con un gusto jaja).

Entonces dije: Andre, esa receta del libro y ahora esta galleta como caída del cielo… ¿no será que el universo te está diciendo que hagas galletas? y eso hice, obedezco a las señales del destino (no es que tenga antojo de galletas ni nada eh)

IMG_1315-01

IMG_1295-01

Ingredientes: 

  • 1 limón grandote
  • 1 huevo
  • 200g de copos de avena (yo usé copos enteros)
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 100mL de aceite de oliva virgen extra
  • 75-100g de harina de trigo integral (si el limón es pequeño usa menos harina para que no te queden demasiado secas)
  • 100g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de levadura química
  • Una pizca de sal
  • 1 melocotón a trozos (también vale cualquier otra fruta, pasas, pepitas de chocolate, avellanas, almendras…)

Preparación

  1. Rallamos el limón y mezclamos la ralladura con los ingredientes secos (la avena, el azúcar, la harina de trigo, la levadura, la sal y la fruta o extras que hayamos decido ponerle.
  2. En el centro de la mezcla anterior colocamos el huevo, el zumo del limón, las cucharadas de miel, el aceite y removemos bien (queda una mezcla espesa).
  3. Nos humedecemos las manos y vamos haciendo la forma de las galletitas (yo las dejé más gorditas para que quedaran mas tiernas por dentro)
  4. Las metemos al horno precalentado a 200º arriba y abajo durante 10 o 15 minutos (dependiendo de lo crujientes que las queramos). Yo las dejé solo 10 minutos porque no me gustan muy bizcochadas pero es a elección de cada uno. (Eso sí, tener en cuenta que al enfriarse siempre acaban endureciéndose un poquito más).
  5. Colocarlas sobre una rejilla para que se enfríen y listo!

Espero que os gusten tanto como a mi!
IMG_1307-01IMG_1303-01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s